Laboratorio Físico-Químico

En el laboratorio físico químico se analizan parámetros generales de contaminación de las aguas procedentes tanto de las labores de inspección de vertidos autorizados y no autorizados como de las diferentes redes de control de calidad establecidas en la normativa española y europea (tanto superficiales como subterráneas). Los vertidos realizados en la demarcación hidrográfica del Ebro comprenden aguas residuales urbanas procedentes de depuradoras de población e industrias con características muy diferentes (mataderos, papeleras, piscifactorías, etc). 

Los parámetros que se analizan en este laboratorio son:

  • pH
  • Conductividad
  • Demanda Biológica de Oxígeno
  • Demanda Química de Oxígeno
  • Sólidos en Suspensión
  • Aceites y Grasas
  • Amonio
  • Fluoruros
  • Nitrógeno Kjeldahl
  • Nitrógeno total
  • Alcalinidad
  • Fósforo total
  • Nitritos
  • Fosfatos
  • Tensoactivos aniónicos
  • Turbidez 
  • Formaldehído
  • Cloruros, calcio y magnesio

Las técnicas empleadas para analizar estos parámetros son: gravimetrías, volumetrías, espectrofotometría UV-VIS, electrodos selectivos y manometría. En ocasiones, dependiendo del análisis a realizar, se realizan pretratamientos a las muestras como destilaciones, digestiones y extracciones. Para ello, se utiliza material tradicional como buretas, pipetas y bombas de vacío e instrumentación más automática como extractores, digestores y espectofotómetros UV-VIS.
Por último, destacar que en este laboratorio también se realizan las revisiones y calibraciones de los equipos de medición de campo, tanto de los equipos de los muestreadores de los que dispone el laboratorio como de los equipos de los agentes medioambientales.