Misión, visión y valores de la CHE

La Confederación Hidrográfica del Ebro cree en el futuro, por eso apuesta en todas sus actuaciones por un modelo de crecimiento sostenible que contribuya al desarrollo social, económico y ambiental. Y lo hace con transparencia y competitividad, porque esas dos premisas son indispensables para ofrecer un servicio de calidad, una respuesta inmediata y una gestión eficaz; y también porque entiende que no hay una forma mejor de cumplir todas las expectativas como organismo público al servicio de la sociedad.

Misión

Proporcionar a la sociedad mecanismos eficaces y eficientes para conseguir el buen estado y la adecuada protección del dominio público hidráulico y la satisfacción de las demandas de agua. Todo ello procurando el equilibrio y armonización del desarrollo regional y sectorial, incrementando las disponibilidades del recurso, protegiendo la calidad del agua, economizando su empleo y racionalizando sus usos en armonía con el medio ambiente y los demás recursos naturales. En definitiva, se trata de contribuir a alcanzar un desarrollo sostenible en lo relacionado con el agua, un Ebro Sostenible.

Visión

Ser un Organismo Autónomo dependiente de la Administración General del Estado, garante de la gestión del agua desde el respeto a la unidad de cuenca. Estar al servicio de la sociedad y prestar servicios en el ámbito de la gestión integral del recurso hídrico elaborando los planes hidrológicos, gestionando los permisos y autorizaciones de la demarcación, manteniendo las redes oficiales de control de la calidad y la cantidad, construyendo infraestructuras hidráulicas de interés general y dirigiendo y coordinando sistemas de explotación hidrológica. Todo ello le permitirá gestionar el 17 % del territorio español favoreciendo un desarrollo económico eficaz y eficiente con un buen estado general de la calidad del medio hídrico.

Este desempeño cuenta con la amplia experiencia de un organismo considerado como “La Casa del Ebro” y que nació en 1926 para atender a las necesidades de la sociedad, tanto urbana como rural, destacando su contribución al suministro de agua con sistemas de alta eficacia y eficiencia y contribuyendo con los compromisos ambientales de cada momento. Esta realidad está basada en unas hondas raíces históricas que le permiten afrontar los retos de futuro con la confianza de disponer de un tejido institucional, social y profesional, que ofrecerá a los ciudadanos una gestión del agua preparada para los retos de un futuro cambiante afectado por el cambio climático y por la evolución tecnológica.

Esta visión se estructura en el Plan Estratégico Ebro_Sostenible, cuyo objetivo principal es dirigir todas las acciones relacionadas con el agua en la cuenca del Ebro hacia un compromiso de desarrollo sostenible. Este plan se compone de los siguientes ejes de actuación:

  • Eje 1 de “ Mejora del conocimiento ”, que agrupa a aquellas actuaciones que permitan incorporar las mejores técnicas y las últimas investigaciones en la gestión de la demarcación hidrográfica del Ebro y facilitar su difusión a toda la ciudadanía.
  • Eje 2 de “ Mejoras en la gestión ”, que agrupa a aquellas actuaciones que se dirigen hacia una mejora del uso del agua a partir del incremento de la eficiencia de los sistemas y de la mejora del control de los volúmenes de agua utilizados.
  • Eje 3 de “ Alcanzar el buen estado o potencial de las aguas ”, que agrupa aquellas actuaciones que contribuyen a disponer de un medio hídrico y de sus ecosistemas asociados con condiciones ambientales cada vez mejores.
  • Eje 4 de “ Renovar la visión de la dinámica fluvial ”, que persigue mirar a nuestros ríos con una visión renovada que permita favorecer su recuperación ambiental desde una perspectiva de viabilidad económica, legal y social.
  • Eje 5 de “ Garantizar los suministros a los usos esenciales ”, con el que se persigue asegurar un suministro garantizado a las necesidades de agua de la población en una cuenca con una elevada variabilidad temporal de la disponibilidad de agua que da lugar a sequías frecuentes, en un entorno adicional adverso motivado por el cambio climático.

Valores

Compromiso con la legislación de aguas

La Confederación Hidrográfica del Ebro, como organismo público, debe velar en todo momento por el cumplimiento de la legalidad vigente.

Servicio a la sociedad

La vocación de servicio está presente en todas las actuaciones que desempeña la Confederación Hidrográfica del Ebro, procurando en todo momento proporcionar a la sociedad las soluciones más adecuadas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, tanto desde el punto de vista de satisfacción de sus necesidades como de mantenimiento de la calidad del medio ambiente de la demarcación.

Solidaridad

La gestión de un recurso escaso como es el agua pone a prueba la capacidad de la sociedad para hacer una gestión justa, legal y sostenible. Para llegar a concretar las fórmulas adecuadas para hacer esta gestión en imprescindible tener la solidaridad como uno de los valores principales, tal y como ocurre en la gestión ordinaria que se realiza en la Confederación y en todos sus órganos decisorios y de participación. Concebir lo de todos como algo propio es la piedra angular para una toma de decisiones colectiva que satisfaga a los intereses particulares teniendo en cuenta el bien común.

Integridad

La Confederación Hidrográfica del Ebro entiende la responsabilidad como el compromiso de actuar con integridad, manteniendo un comportamiento ético que genera confianza en base a la transparencia de su gestión y de un modelo de comunicación transparente, honesto y permanente con la ciudadanía y todas sus organizaciones y fundamentado en la lealtad a la organización y a sus miembros y a la responsabilidad corporativa.

Sentido de responsabilidad

La Confederación Hidrográfica del Ebro es consciente de que la gestión del agua requiere de la mayor responsabilidad, de manera que todas sus decisiones persiguen el equilibrio entre las distintas posturas que entran en confrontación. Es por esto que la Confederación integra las visiones de los distintos sectores y administraciones implicadas en cada uno de los temas a resolver, procurando la salida más satisfactoria siempre dentro del marco legalmente establecido.

Sometidos a la planificación previa

Los planes hidrológicos, incluidos también los planes de sequía y de gestión de inundaciones, son documentos de acuerdo entre usuarios, administraciones y todos aquellos sectores representados en el Consejo del Agua de la Demarcación. Estos planes persiguen la adecuada aplicación de las leyes dentro de un marco transparente, sometido a consulta pública de toda la sociedad y que cuente con la corresponsabilidad de todas las partes. De esta manera se asegura un buen gobierno que permite una gestión participada del agua y se ejercita un ejercicio integrado de las competencias estatales y autonómicas vinculadas al agua, tanto en la elaboración de los distintos planes como con la participación de las administraciones territoriales en los órganos de gestión, gobierno y participación de la Confederación.

Colaboración, coordinación y fomento de espacios de encuentro

La Confederación Hidrográfica del Ebro integra en su día a día las percepciones de numerosos sectores, organizaciones y administraciones. Una de las bases de su trabajo es ser capaz de buscar espacios de encuentro y de fomentar el espíritu colaborativo entre todos los sectores para trabajar juntos por una toma de decisiones corresponsable, ordenada, eficaz y eficiente en relación con el agua.

Excelencia

Buscamos la excelencia como un principio rector de nuestra actuación que nos lleve a ser un referente del sector. Todo ello incorporando la eficacia, eficiencia, la calidad, la innovación y el respeto al medio ambiente en toda nuestra cadena de valor. Perseguimos un trabajo en equipo que permita llegar a buenos resultados y garantizar el necesario prestigio profesional.

Adaptados a las nuevas tecnologías

La innovación es un aspecto que ocupa el desempeño de los equipos multidisciplinares de la Confederación y queremos que sea uno de los valores que guíen nuestra acción de futuro.

Seguridad

Entendemos la seguridad con un valor en dos vertientes diferentes. En primer lugar perseguimos la seguridad hídrica y la mejora de las garantías de agua de todos los usuarios de la cuenca del Ebro y, especialmente, de aquellos cuyas infraestructuras de interés general gestionamos.

Por otro lado buscamos la seguridad de toda la sociedad que está relacionada con las infraestructuras que gestiona la confederación (embalses y canales, principalmente) y de los trabajadores que desempeñan su actividad día a día en nuestras instalaciones.

Motivación

El personal de la Confederación Hidrográfica del Ebro constituye el principal activo de la organización. Fomentamos unas condiciones laborales óptimas, así como el reconocimiento, el desarrollo personal y profesional y el trabajo en equipo, en un entorno laboral sano, seguro que persiga la igualdad de género. Se trata, en definitiva, de fomentar el sentido de pertenencia a un equipo profesional y humano muy especializado, sintiendo el organismo de cuenca como algo propio.

Galería