Presentación

Antecedentes:

Los inicios de este laboratorio son anteriores a 1970, siendo entonces dependiente del llamado Servicio de Aplicaciones Industriales de la Confederación Hidrográfica del Ebro. En 1973 se integró en el Área de Lucha Contra la Contaminación, dentro de la Comisaría de Aguas. En esa época, se iniciaron los análisis de control de la calidad de las aguas de los ríos de la Cuenca del Ebro y de los vertidos.

En 1985, con la promulgación de la Ley de Aguas, se estableció una nueva organización en las Confederaciones Hidrográficas y se incluyó al laboratorio en la recién creada Área de Calidad de Aguas, dentro de la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro. El laboratorio se fue adaptando a las nuevas necesidades para el seguimiento de la calidad en las redes de aguas superficiales, subterráneas, y vertidos,  incluyendo nuevas determinaciones analíticas con instrumentación avanzada.

En dicho año, la Confederación Hidrográfica del Ebro firmó un acuerdo de colaboración con la Universidad de Zaragoza, Departamento de Ingeniería Química y Tecnologías del Medio Ambiente, que se prolongó durante más de 25 años y permitió la colaboración de personal técnico superior, mayoritariamente Licenciados en Ciencias Químicas o Ingenieros Químicos, para tareas complejas. A su vez, se realizaron numerosos trabajos de investigación aplicada y tesis doctorales, sobre temas medioambientales relacionados con el agua.

Por el incremento del número de ensayos, determinaciones sobre nuevos parámetros y su complejidad, surgió la necesidad de desarrollar e implantar un Sistema de Garantía de Calidad que permitiese al Laboratorio de Calidad de Aguas, asegurar y demostrar su competencia técnica, esto es, su fiabilidad, confianza y transparencia de resultados.

Así, en el año 2000 el Laboratorio consiguió su primera acreditación bajo la norma europea EN-45.001, que en la actualidad ha sido sustituida por la norma internacional ISO-17025: Requisitos generales para la competencia de los laboratorios de ensayo y calibración. Cada 18 meses, el Laboratorio renueva e incrementa sus acreditaciones mediante auditorías realizadas por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

En la actualidad:

El Laboratorio de Calidad de Aguas, que cuenta con un equipo humano de 20 personas, se sitúa en un edificio moderno, adaptado a su actividad, donde se dispone de suficiente capacidad, seguridad, instalaciones, servicios, e instrumentos necesarios para cumplir con los trabajos que le son encomendados.

Se analizan anualmente alrededor de 4000 muestras y 70000 parámetros. Las matrices son las aguas continentales y residuales, sedimentos y biota. En una muestra se pueden analizar hasta 185 parámetros diferentes.

Paralelamente a los trabajos analíticos, se está en continuo desarrollo de métodos para el análisis de nuevas sustancias contaminantes que aparecen en las listas de observación de la Unión Europea.
Además, se realiza un exhaustivo trabajo de validación de los resultados obtenidos tanto propios como de otros laboratorios externos  para aguas superficiales y subterráneas, alcanzando en este último caso las 11000 muestras y 200000 parámetros externos validados al año.

Se colabora con el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y otros Organismos Públicos, Juzgados, Gobierno de Aragón o Comunidades Autónomas de la Cuenca tanto en análisis de muestras como en asesoramiento técnico.

Finalmente, se asesora a la Dirección General del Agua del MITECO, en cuestiones de índole analítica y en cuanto a las evaluaciones de empresas que solicitan el título de Entidades Colaboradoras de la Administración Hidráulica.