Chebro  Gobierno de España  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  Confederación Hidrográfica del Ebro
Castellano   Inglés  

Los Pirineos y Montes Vasco-Cantábricos

Lago Lanós
Lago Lanós

Orla montañosa que limita por el norte. La principal cordillera son Los Pirineos: cordillera de 435 Km con dirección O-E que alcanza sus cotas máximas en el sector central (Aneto 3408 m), descendiendo progresivamente hacia el oeste y más bruscamente hacia el este.

Se identifican en ella varias unidades de características litoestructurales diferentes, que de N a S son:

  • Pirineo Axial, antiguo macizo paleozoico levantado por el movimiento alpino y exhumado por la erosión en el que dominan dos tipos de litologías: granitos, que definen zonas de elevada altitud y fuerte energía de relieve (Aneto 3.408, Maladeta 3.308 m, Posets, 3.371 m, etc.), y pizarras, esquistos y calizas, que dan como resultado áreas de menor elevación.

  • Sierras Interiores, cordón de sierras calcáreas de dirección O-E con estructura de pliegues y cabalgamientos vergentes hacia el S. Frecuentemente muestran una morfología en cuesta con el frente orientado hacia el N: Suelen situarse entre 2.000 y 3.000 m, aunque en algún punto superan esta cifra (Monte Perdido 3.355 m).

  • Depresión Media, área deprimida relacionada con el afloramiento de materiales blandos (margosos y facies flysh) con estructura de amplio sinclinal. En su núcleo aparecen potentes bancos de conglomerados sinorogénicos, que debido a su resistencia a la erosión han quedado como relieves residuales colgados (San Juan de la peña, Oroel, Canciás, etc.).

  • Sierras Exteriores prepirenaicas, conjunto de alineaciones montañosas calcáreas de dirección dominante ONO-ESE y una altitud generalmente entre 1.000 y 2.000 m. Constituyen el flanco meridional del sinclinal al que corresponde la Depresión media, cabalgante sobre la Depresión del Ebro. En este contacto con la depresión aparecen potentes bancos de conglomerados postorogénicos que dan morfologías de gran verticalidad, los llamados "mallos".

La cordillera pirenaica estuvo fuertemente afectada por el glaciarismo cuaternario, que ha dejado profundas huellas visibles en la geomorfología actual, tales como valles en forma de U, circos glaciares, morrenas y un gran número de ibones, lagos de alta montaña originados al llenarse de agua antiguos recuencos de excavación glaciar, especialmente abundantes en los sectores central y oriental.

La incisión de la red fluvial en la cordillera, especialmente en las zonas calcáreas, ha creado profundos cañones y gargantas, entre los que podemos destacar los labrados por el Ésera, Noguera Ribagorzana, afluentes del alto Cinca, Vero y Alcanadre.

También hemos de destacar la existencia de abundantes complejos cársticos, tanto superficiales como subterráneos, tales como los de Ojo Guareña (Burgos), Larra y Urbasa (Navarra), Monte Perdido y Guara (Huesca).

La prolongación occidental de los Pirineos son los Montes Vascos, de modesta altura, y la Cordillera Cantábrica, cuyo sector oriental drena hacia el Ebro en su vertiente meridional.

  • Contacta con nosotros
  • Perfil del contratante
  • Embalses
  • Información pública
  • Navegación
  • Fondo fotográfico
HTML 1.01 Transitional Valido! CSS Valido! Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI